El biorreactor Aglaris Facer 1.0 es el primer producto de Aglaris Cell, este equipo es capaz de cultivar células de forma automática sin el uso de tripsina. De este modo se mejora el proceso de cultivo celular masivo reduciéndose su coste y convirtiéndolo en un proceso fácil y robusto.

La automatización del sistema con distintos controles y funciones de trazabilidad lo hace ideal para la “fabricación” de células. De esta forma, se reduce la necesidad de intervención humana y su seguimiento. Además, su sistema cerrado minimiza los riesgos de contaminación al evitar la manipulación de células.

El diseño iterativo de la cámara de cultivo permite la producción de un gran número de células en condiciones homogéneas, aumentando la consistencia y reproducibilidad de las dosis. Además, el Biorreactor Aglaris Facer 1.0 es modular, de manera que ofrece la capacidad de expandir tres cultivos de manera simultánea e independiente, evitando cualquier contaminación cruzada.

Aglaris Facer 1.0 es tan fácil de utilizar que casi cualquier técnico puede manejar el biorreactor. Esto permite que las células se obtengan en un mismo lugar, sin depender de empresas externas.

Beneficios para la tecnología médica

  • La terapia celular consiste en introducir nuevas células en tejidos para tratar una enfermedad. Este biorreactor ayuda a crear nuevas células más rápido y mejora la calidad de los resultados.
  • La ingeniería tisular es una técnica basada en la combinación de métodos de ingeniería celular, materiales y factores bioquímicos para mejorar o reemplazar funciones biológicas. Este campo está creciendo exponencialmente y exige un gran número de células que podemos crear con Aglaris Facer 1.0.
  • Investigación biológica y desarrollo de fármacos. Las compañías farmacéuticas usan una gran cantidad de células para validar y desarrollar sus fármacos.